Lunes, 14 de febrero de 2005
De un carpintero:
Tener unos hijos listones, una hija traviesa, otra coqueta, una mujer comoda, un hermano madero y un perro que le menee la cola.

De un forzudo:
Doblar una esquina.

De un pianista:
Que su mujer se llame Tecla y la toque otro.

De la paciencia:
Meter una alpargata en una jaula y esperar a que cante.

De los colmos:
Perder un imperdible.

De un zapatero:
Tener una mujer-zuela

De un asesino:
Matar el tiempo.

De un satre:
Tener la mujer americana y el hijo botones.
Publicado por Josebok @ 0:37
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios