Martes, 16 de agosto de 2005
Hoy cumplo cinco a?os. Mi mam? me cont? que cuando nac?, el doctor fue a la sala de espera y le dijo a mi padre: "Hicimos todo lo que pudimos pero lamentablemente sali? vivo".

Mi madre me confes? que nunca me dej? mamar sus tetas. Dice que s?lo me quer?a como amigo.

Fui secuestrado. Los secuestradores me cortaron un dedo y se lo enviaron a mis padres para pedir recompensa. Mi padre les contest? que quer?a m?s pruebas.

Me di cuenta que mis padres me odian. Me regalaron un juguete para que lo use en la ba?era: una plancha el?ctrica.

Le regal? una cartera y una foto m?a a mi pap?. Tom? la cartera, la abri?... y prefiri? dejar la foto que vino dentro.

Me perd? entre la gente. Le pregunt? al polic?a si cre?a que ?bamos a encontrar a mis padres. Me contest?: "No lo s?, muchacho, hay un mont?n de lugares donde pudieron haberse escondido".

Muri? mi padre. Su ?ltimo deseo antes de morir fue que me sentara en sus piernas. Lo condenaron a la silla el?ctrica.

Hoy renunci? a mi primer trabajo. Era en una tienda de animales. La gente no paraba de preguntarle al due?o cuanto costaba el gorila.

Me compr? una caja de condones, dijo el farmaceutico: Le pongo en conocimiento que caducan a los cinco a?os.

Me llam? una chica a mi casa y me dijo: "Es el D?a de los Enamorados. Ven a mi casa ahora que no hay nadie". Cuando llegu?, no hab?a nadie.

Es el d?a de mi boda. Estoy muy feliz. Espero que mi esposa la est? pasando bien. Est? en Londres, de luna de miel, con su jefe.

A mi esposa le gusta mucho hablar conmigo despu?s del sexo. Hoy me llam? a casa desde un hotel.

No aguanto la infidelidad de mi mujer. Hoy intent? suicidarme y me tom? un frasco entero de aspirinas. Me llevaron al hospital y el doctor me dijo: "Para que no le vuelva a pasar t?mese una cerveza con un poco de cianuro".

Me llevaron con un psiquiatra. ?l me dijo que yo estaba loco. Le respond? que quer?a escuchar una segunda opini?n. "De acuerdo, adem?s de loco, usted est? muy feo".

Me iba a suicidar tir?ndome desde la azotea de un edificio de 50 pisos. Enviaron a un sacerdote a darme unas palabras de aliento; sus palabras fueron: "En sus marcas, listos..."
Publicado por Josebok @ 23:54
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios