Lunes, 19 de septiembre de 2005
A Pepe Perez, criador de pastores alemanes, no
le queda mucho tiempo de vida.
Desea morir en paz, sin preocuparse por sus perros,
y decide repartir sus animales, (39 en total)
entre sus cuatro hijos.
El mayor de los hijos tendra a su cargo la mitad de
los perros, el segundo una cuarta parte, el tercero
una octava parte y el menor una decima parte.
"Muy bien", respondieron los hijos, "?pero como
podremos hacer ese reparto sin tener que repartirnos
un perro?"
El vecino, que llegaba en ese instante con su propio
pastor aleman, encontr? la soluci?n.
?Como se hizo el reparto?
El vecino como es logico no quiesre abandonar su perro.
Publicado por Josebok @ 0:37
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios