Mi?rcoles, 21 de diciembre de 2005
Se pierden un sacerdote y una monja en una tempestad de nieve. Despu?s de un rato, llegan a una casita. Sinti?ndose agotados, se prepararon para ir a dormir.
Hab?a una pila de mantas y un saco de dormir en el suelo pero solamente una cama.
Siendo un caballero, el sacerdote dijo: "Hermana, usted duerma en la cama. Yo dormire en el suelo en el saco de dormir. Inmediatamente que el se mete en el saco y sube la cremallera para cerrar el saco de dormir comienza a quedarse dormido y la monja dice: "Padre, tengo frio."
El cura baja la cremallera del saco de dormir, se levanta, busca una de las mantas y cubre a la monja con ella. De nuevo, el cura se mete en el saco, sube la cremallera y comienza a cerrar los ojos para dormir cuando la monja dice de nuevo:
-"Padre, sigo teniendo mucho frio."
El sacerdote desabrocha el saco, se levanta otra vez, busca otra manta, la pone sobre ella y se mete en el saco de nuevo. Apenas sus ojos se cerraron, ella dice
"Padre, me estoy congelando..."
Esta vez, ?l permanece all? y dice:
"Hermana, tengo una idea. Estamos a millas de cualquier ser humano, alejados completamente de la civilizacion! ?Por que no hacemos como si fueramos marido y mujer?"
-"Por mi no hay problema," contesta la hermanita con voz coqueta.
A lo que el cura responde gritando:
"Pues levantate de la puta cama y busca tu propia manta!"
Publicado por Josebok @ 0:17
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios