Domingo, 22 de enero de 2006
Dos esposos pasean por un parque y encuentran un pozo de los deseos. La mujer pide un deseo y arroja una moneda. Su marido decide hacer lo mismo, pero en el borde del pozo se resbala y cae en la profundidad. La mujer dice:
-Vaya, de verdad funciona...
Publicado por Josebok @ 0:47
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios