Martes, 18 de julio de 2006
Una adolescente de catorce a?os le dice a su madre que desde hace un par de meses no tiene el per?odo.
Preocupad?sima, la madre compra en la farmacia un "test" de embarazo y el resultado de la prueba es que la ni?a est? embarazada.
Gritos, imprecaciones, lamentos, l?grimas; qui?n ha sido el cerdo; venga, quiero saberlo; ahora se lo dices a tu padre, etc., etc.
La chica, una vez a solas, toma el tel?fono y hace una llamada. Media hora despu?s se detiene ante la casa un Ferrari ?ltimo modelo, del que sale un tipo maduro y distinguido, de pelo entrecano, vestido impecablemente con un elegante traje que se adivina car?simo. Toma asiento en el sal?n ante el padre, la madre y la hija y dice:
"Buenos d?as, vuestra hija me ha informado del problema. Sin embargo yo no puedo casarme con ella porque tengo otra situaci?n familiar, aunque me har? cargo. Si nace una ni?a le puedo legar 3 tiendas, 2 apartamentos, una villa en el mar y una cuenta de 500.000 euros. Si lo que nace es un ni?o el legado es un par de f?bricas, adem?s de los 500.000 euros. Si son gemelos, una f?brica y 250.000 euros por cabeza. Pero si se perdiera el feto......"
En este punto el padre, que hab?a permanecido callado todo el tiempo, se levanta, le apoya una mano en el hombro y le dice:
"......te la follas de nuevo"
Publicado por Josebok @ 0:54
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios