Jueves, 09 de noviembre de 2006
(Narrado por una mujer an?nima)

Situ?monos:

Viernes/s?bado por la noche, cinco de la ma?ana, bareto inmundo lleno de gente hasta la bola.

Siete cubatas en el botell?n, m?s los que han ca?do entre unos garitos y otros de los que es imposible llevar la cuenta.

De pronto sientes que es imposible aguantar un solo momento m?s, a pesar de que lo has estado intentando duramente durante toda la noche (todos sabemos que una vez que vas al ba?o, ya no puedes parar en toda la noche) y no hay ninguna amiga que te acompa?e al servicio, as? que no tienes m?s remedio que ir t? sola.

Despu?s de media hora de cola, en la que se te ha pasado mil veces por la cabeza la idea de salir a la calle y dejar un regalito detr?s de alg?n coche, a pesar de que fuera no pasa de los cero grados cent?grados (no es un plato de gusto bajarse los pantalones y dejar el trasero al aire) consigues llegar a la puerta del ba?o, y ves que todo esta inundado.

Alguien ha dejado un regalito dentro del retrete, la cisterna no funciona, no hay papel... es lo m?s antihigi?nico que has visto nunca, pero t? tienes que orinar si no quieres exponerte el peligro de explotar.

Te arremangas los pantalones a la altura de la rodilla, te bajas los mismos, acompa?ados de las bragas, te inclinas para mear, siempre evitando acercarte demasiado al inodoro (?Mear sentadas?... Que os lo cre?is vosotros), sujetas la puerta con el pie (porque est? claro que la puerta est? rota y no cierra), con una mano te sujetas los pantalones por abajo, y con la otra por arriba, porque est?s casi tan de pie que es imposible que no te mees en ellos si no los sujetas.

Hay dos t?as llamando a la puerta porque tardas demasiado, la puerta est? demasiado lejos del v?ter como para que sujetarla con el pie sea f?cil, lo intentas con la cabeza, pero no es mucho mejor el remedio, ya no sabes si mear, o cagarte en el due?o del bar

Tienes que buscar el pa?uelo dentro del bolso, pero ya no tienes manos. Dudas entre cu?l de las dos soltar, y, adem?s, los cubatas que llevas encima te impiden mantenerte derecha, y no hay m?s remedio que dejar la puerta suelta...

Las de fuera la abren, y te pillan a ti en posici?n extra?a, la cabeza hacia adelante, una mano en el bolso, la otra sujetando los pantalones por arriba y por abajo a la vez, el codo en la pared para mantener el equilibrio, las l?grimas que se te saltan porque llevas diez minutos meando y aquello no parece que vaya a parar, y, encima, tienes que sonre?r y decir que ya acabas...

As? que es mejor siempre llevar a alguien que te acompa?e en la cola, te sujete la puerta y adem?s que vigile que vuelves al punto del que saliste (no ser? yo la ?nica que se ha perdido en un bar despues de ir al servicio, ?no?).

Saludos.
Publicado por Josebok @ 0:59
Comentarios (1)  | Enviar
Comentarios
Publicado por habran pornero
Mi?rcoles, 23 de julio de 2008 | 18:49
si pero por que no pueden ver si solo son otras chicas como ella mejor que se limpie su co?o
Rebotado