Mi?rcoles, 29 de agosto de 2007

Los caballeros de la mesa redonda

En los tiempos en que el Rey Arturo se preparaba para ir a Las Cruzadas, ?ste se inquietaba por la reina, quien se

quedar?a sola durante varios a?os con solitarios a su alrededor.

Arturo se dirige a Merlin el mago para pedirle consejo.

Merl?n no sabe como proteger el honor de la reina y pide una semana de reflexi?n. Arturo regresa ocho d?as mas tarde y

Merl?n lo invita a su laboratorio para presentarle su nueva invenci?n, un cintur?n de castidad de lo mas perfeccionado.

Observando el cintur?n, el rey se da cuenta de que hay un orificio muy grande en cierto lugar, y no entiende por qu?, a lo cual Merl?n dice:

Esto, precisamente es lo que le hace revolucionario. Observa:

Introduce una zanahoria en el agujero y sale una cuchilla peque?a parecida a una guillotina en miniatura y ?sta parte la zanahoria en dos.

"Merl?n, eres genial" dice el rey, quien ese mismo d?a le coloca el cintur?n a su reina, y se cuelga la llave en su cuello al partir, con toda la?tranquilidad del mundo.

Cinco a?os m?s tarde regresa a Camelot, y lo primero que hace es convocar a los caballeros del reino y les hace quitarse el pantal?n para una buena inspecci?n.

Con horror, puede constatar que todos, absolutamente todos los caballeros han perdido su miembro viril o tienen una peque?a amputaci?n.

Todos, menos el fiel Lancelot. El rey exclama:

"Lancelot, t? eres el ?nico que no me ha traicionado. Pide lo que quieras y te lo conceder?".

-Pero Lancelot permaneci? en silencio-.


Publicado por Josebok @ 1:06
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios