Viernes, 01 de febrero de 2008

Imagínate un pedazo de queso suizo, de aquellos bien llenos de agujeros.

Cuanto más queso, más agujeros.

Cada agujero ocupa un lugar, en el que habría queso.

Así, cuanto más agujeros, menos queso.

Cuanto más queso, más agujeros

Cuanto más agujeros menos queso.

Conclusión: Cuanto más queso menos queso.


Publicado por Josebok @ 0:44  | Chalauras
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios