Lunes, 03 de marzo de 2008

 
-Mi esposa y yo no podemos acudir al teléfono ahora mismo, pero si nos deja su nombre y número de teléfono, le
devolvemos su llamada tan pronto terminemos.

Hola, habla Juan: Si llama de la compañía de teléfonos, ya les mandé el dinero; si son mis padres, manden dinero; si son
de la oficina de asistencia económica, no me mandaron suficiente dinero; si es alguno de mis amigos, me debes dinero; y
si eres una mujer joven y bonita, no te preocupes, ¡que tengo mucho dinero!

-Hola. Ahora no estoy en casa, pero mi contestador automático sí, así que habla con él en vez de conmigo... espera el
BIP.

-Hola. Soy el contestador automático de David, ¿QUÉ eres tú?

-(En tono chino/japonés) A-ló. Eh-te Kato. Si deja mensaje, yo llamal plonto. Si deja mensaje sexy, yo llamal má plonto.

-Hola. El contestador automático está averiado. Soy la nevera. ¡Por favor, hable despacio para que pueda escribir el
mensaje y luego me lo pegue en la puerta con uno de estos imanes...!

-Hola. Probablemente estoy en casa. Estoy evadiendo la llamada de alguien que no me cae bien. Deja tu mensaje, y si no
te devuelvo la llamada... ¡eres tú!

-Hola. Soy José. Perdona que no pueda contestar a tu llamada ahora. Deja un mensaje, y espérame al lado de tu teléfono
hasta que yo te llame.

Si es usted un ladrón, entonces seguramente estamos ahora en casa limpiando nuestras armas y no podemos atender el
teléfono. Si no, entonces seguramente no estamos en casa y puede dejar su mensaje.

-Por favor deje su mensaje. No obstante, tiene usted derecho a permanecer callado. Todo lo que diga será grabado y será
escuchado y usado por nosotros.

-Hola. Aquí Pedro y Lola. No podemos contestar al teléfono porque estamos haciendo algo que nos fascina. A Lola le gusta
pa'rriba y pa'bajo muy rápidamente, y a mí me gusta de ladito y suavecito. Así que deje su mensaje y le llamaremos
cuando terminemos de cepillarnos los dientes.


Publicado por Josebok @ 0:33  | Citas, frases, refranes.
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios