Jueves, 27 de marzo de 2008

Aprovechando la ausencia de su esposa e hijos que pasan

un fin de semana en Cuernavaca,

Don Manolo se encuentra insistiendo en la puerta de su nueva

y muy bonita sirvienta para que le abra la puerta.

Anda María, abre la puerta que no te va a pasar nada.

No siñor, ¡tese sosiego!.

Mira María, que te aumento el sueldo.

¿Y alluego que le decimos a la patrona?

No tiene por qué enterarse rapaza.

Ta bueno patrón, pero pase por debajo de la puerta su certificado de que no tiene SIDA.

Don Manolo recuerda el chequeo médico que se acaba de practicar

y le pasa hasta su acta de nacimiento, ante lo cuál la sirvienta por fin cede

y Don Manolo se da vuelo satisfaciendo sus bajos instintos.

Ya desechado todo su veneno y disfrutando de un buen tabaco, le dice Don Manolo:

Hala Maria, que no sabes ni leer y que bien estás enterada de las cuestiones de salud.

Pos sí patrón, yo ignorante, ignorante pero el SIDA no me la pegan dos veces...


Publicado por Josebok @ 14:28  | Chistes
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios