Viernes, 25 de abril de 2008

Un gorrión de Bilbao que va por la carretera.

En esto que pasa una moto y le da una hostia sin querer con el casco.

El motorista se da la vuelta y tras ver que el gorrión aun respiraba se compadece

y lo lleva a casa.

Lo mete en una jaula, aun inconsciente y le coloca un poco de agua y un poquito de pan.

El tío se marcha a trabajar y lo deja allí inconsciente.

El gorrión comienza a volver en si y medio atontado mira a su alrededor,

ve el pan, ve el agua, ve que está rodeado de barrotes, se lleva las alas a la cabeza y grita:

Cagoenlahostia, a que que me cargao al de la moto?


Publicado por Josebok @ 1:04  | Chistes
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios