Martes, 29 de julio de 2008
Dos borrachos se encuentran en la calle y uno le dice al otro:
- Oiga, ¿sabe que a mi todavia no se me han quitado las ganas de beber?
A lo que el otro responde:
- Yo estoy igual, vamos a mi casa a seguir bebiendo, es aqui en la esquina.- Pero no puede ser, yo vivo en la esquina.
- No, yo vivo en la esquina.
- No, que yo vivo en la esquina.- A ver, vamos toquemos el timbre y veamos quien vive ahi.- Listo.
Los dos borrachos tocan el timbre, sale una mujer y dice:
- Pero que bien, que bien,... el padre y el hijo borrachos otra vez.
Publicado por Josebok @ 15:32  | Chistes
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios