Viernes, 31 de octubre de 2008
Dos solteronas tenían una farmacia heredada del padre.   
Un día entra un hombre y pide un condón.  
Una de las mujeres le saca uno talla 42.  
- No, es pequeño, dice el hombre.  
Le saca uno talla 44.  
- No, creo que todavía es pequeño.  
Saca y saca, y la última talla que le queda es un 50, pero el hombre dice que no, que es pequeño.   
Entonces la mujer grita: - Hermenegilda, el señor necesita un condón talla 52 y ya no nos quedan, ¿qué le ofrezco?   
Y Hermenegilda le contesta: - ¡Casa , comida y la mitad de la farmacia!

Publicado por Josebok @ 15:37  | Chistes
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios