Mi?rcoles, 15 de julio de 2009

Un tío se casa y después de la noche de bodas se reúne con tres de sus amigos, un electricista, un carpintero y un dentista.

 

Los tres amigos le preguntan descojonandose de risa que que tal le fue la noche de bodas.

 

-Jo, tíos, os habéis pasado.

-(Mirando al electricista) Hombre, lo de los cables en la manta tuvo su gracia, porque al cuarto calambre nos la quitamos de encima, total no nos hacia falta...

 

-(Mirando al carpintero) Lo de la cama rompiéndose también tuvo su gracia, no te creas que no...

 

-(Mirando al dentista) ¡Pero es que hace falta ser un hijo de puta para poner anestesia en los condones!


Publicado por Josebok @ 16:31  | Chistes
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios