Viernes, 07 de agosto de 2009

Un hombre acaba de salir de una farmacia cuyo propietario es un “pesetero” (como casi todos) y el farmacéutico sale corriendo detrás de el. Le alcanza y con voz entrecortada por la carrera que se ha pegado, le pregunta:

- Perdone: ¿acaba usted de comprar una aspirina en mi tienda?

- ¿Si, cual es el problema?

- Pues que le he dado estricnina en vez de aspirinas.

- ¿Y cual es la diferencia?

- Bueno, que son dos euros mas.


Publicado por Josebok @ 18:01  | Chistes
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios