Lunes, 05 de octubre de 2009

Un tipo completamente borracho, como una cuba, a las tres de la mañana, llega a un edificio y

observa curioso el telefonillo del mismo.

 Levanta el dedo índice, cierra los ojos y se lanza contra el telefonillo consiguiendo pulsar un

botón.

 Al cabo de unos segundos, le responden. - ¿Diga?

 - Hola, hips, buenasss nochesss, ¿esta Pepe?

 - NO-le responden malhumorado, y le cuelgan violentamente.

 - Bueno, bueno, hips, tampoco es para ponerse así. -dice el borracho disculpándose.

Levanta el dedo índice de nuevo y lo deja caer otra vez al azar sobre el panel de botones.

Al cabo de unos segundos, oye una voz.

 - ¿Quien es?

- ¿Esta Pepe en casa, ssseñora?

- ¿Sabe usted qué hora es, gamberro?

 - Lasss... cuadro de la bañana.

 - Váyase ahora mismo de aquí si no quiere que llame a la policía, ¡borracho!

 - Y lo que me ha costado, vieja hips, histérica.

-Como le han colgado, levanta nuevamente el dedo índice, apunta al centro del panel

y se vuelve a lanzar, apretando otro botón.

 Al cabo de unos segundos, le responden. - ¿Siii?

- Buenas doches, hips, ¿esta Pepe en casa?

 - Está de juerga con sus amigos y no sé donde puede estar, ¿quien le llama?

Y el borracho, con la cara iluminada, responde a gritos:

 - Mariaaa, hips, asómate a la ventana a ver si yo soy tu Pepe, hips…


Publicado por Josebok @ 15:36  | Chistes
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios