S?bado, 14 de noviembre de 2009

 

Un sacerdote católico discutía con un rabino judío sobre cuál era mejor de sus religiones. Una vez - dijo el sacerdote - me llamaron para una extremaunción y llovía a cántaros. No encontraba mi paraguas ni mi impermeable entonces oré y salí a la calle a mojarme, pero Mi Señor fue tan grande que hizo que la lluvia sólo cayera a mí alrededor y sobre mí no cayó ni una gota de agua. Eso es para que veas que mi religión es la verdadera.

Bah - dijo el rabino - lo mío fue mejor, una vez andaba un sábado por la calle, cuando de pronto vi en la acera un billete de 100 euros. Cómo no podemos tocar dinero en ese sagrado día, oré a Mi Señor y ocurrió un milagro, mientras todo a mí alrededor era sábado, donde yo estaba se convirtió en Jueves.


Publicado por Josebok @ 15:25  | Chistes
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios