Martes, 08 de diciembre de 2009

Están dos amigos jugando al golf. Uno de ellos se prepara para pegar

a la bola con un hierro siete. El tío mira a la bola y al green, a la bola y

al green, ajusta un poco las piernas, a la bola y al green... Cuando ya esta

a punto de tirar, una comitiva fúnebre pasa por una carretera cercana. Al

verlo, el golfista muy respetuoso se deja de preparar, se pone tieso, se

quita la gorra y mira hacia abajo. Cuando ha pasado la comitiva, el tío se

vuelve a poner la gorra y se prepara de nuevo para atizar a la bola. Su

amigo, alucinado, le dice:

- Caray, tu, me has dejado impresionado. Ya no se ve gente así. Hay

que ver, que deferencia, que respeto por los difuntos, que clase tienes.

- Es lo menos que podía hacer después de 30 años de matrimonio.


Publicado por Josebok @ 15:55  | Chistes
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios