S?bado, 12 de diciembre de 2009

El último día de clase, los alumnos le llevaron regalos a la maestra.

El hijo del florista le entrega un ramo de flores, y la hija del confitero, una bonita caja de bombones.

En eso, el hijo del dueño del bar se acercó cargando con una caja grande y pesada.

Al recibirla, la maestra se dio cuenta que algo goteaba por debajo.

Con el dedo recogió una gota del líquido y lo probó.

¿Es vino?, dijo tratando de adivinar.

No, respondió el chico.

¿Champán? 

¡No!

Me rindo, ¿Qué es?

¡Un perro!


Publicado por Josebok @ 15:29  | Chistes
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios