Jueves, 20 de mayo de 2010
Un señor lleva una hora sentado en el bar mirando su copa sin bebersela, cuando llega
un camionero alto y gordo que se bebe la copa de un solo trago.
El pobre hombre se echa a llorar, y el camionero le consuela:
"Vamos, buen hombre, era sólo una broma, ahora le pido otra copa".
"No, no es eso. Es que hoy ha sido el peor día de mi vida: primero, llego tarde al trabajo y me despiden.
Luego, al llegar donde había dejado mi coche, veo que me lo robaron.
Me voy a mi casa y veo a mi mujer con otro hombre y me vengo aquí; y, cuando por fin iba a terminar con todo esto,
llega usted y se toma mi veneno"
Publicado por Josebok @ 16:15  | Chistes
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios