Mi?rcoles, 01 de junio de 2011

Un tío sale temprano de su casa para el trabajo y oye que le gritan:

Adiós, cornudo.

Así unos cuantos días, el fulano, cabreado, se lo comenta a su esposa,

quien le dice que tiene que ser una casualidad, y que seguramente el insulto no iba dirigido a el.

Tranquilizado por su mujer, salió dos o tres días mas tranquilo.

Días después, al salir para el trabajo, escucha de nuevo:

Adiós cornudo, y ademas chismoso.

 


Publicado por Josebok @ 16:13  | Chistes
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios