Martes, 23 de agosto de 2011

Un tío se encuentra con su compadre, y éste al ver que tenía las orejas en carne viva le pregunta:
Pero, ¿qué te ha pasado compadre?
Es que mi mujer se dejó la plancha encendida, y sonó el teléfono y agarré la plancha por equivocación.
Pero, ¿y la otra? 
El subnormal volvió a llamar.


Publicado por Josebok @ 17:05  | Chistes
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios