S?bado, 15 de octubre de 2011

Resulta que un barco naufraga, y se salvan solamente ocho personas:

Siete hombres y una mujer, quienes logran llegar a una isla de esas que vienen a cuento en estos casos.

No les toma mucho tiempo recorrer la isla y descubrir que su subsistencia esta asegurada.

Hay muchos animalitos chiquititos que pueden comer, ningún animalito grandote que se los pueda comer a ellos,

y así se instalan y van viviendo de lo que la naturaleza les da.

Pasa el tiempo, y los ocho se van dando cuenta de que les falta algo.

Después de buscar una solución concluyen que lo mejor va a ser que los tipos se acuesten con la mujer

por turno, pasando una noche cada uno, de forma tal que la mujer tiene sexo todos los días,

y los tipos una vez por semana.

Muy contentos con la solución, siguen sus vidas, y así pasa un mes, dos meses, un año, dos, tres, cuatro años,

hasta que un día, repentinamente, la mujer se muere.

Esto los apena mucho a los siete tipos, pero como son gente corajuda y que habían podido sobrevivir a tantas

desgracias, resuelven que la vida continua y se toman las cosas con calma.

Así pasa un mes. El segundo mes sienten que ya no es lo mismo que antes, pero siguen adelante.

Al tercer mes están un poco mas inquietos y les cuesta actuar como si nada hubiese pasado,

pero son fieles a si mismos y enfrentan las cosas con la misma determinación que los mantuvo vivos.

Al cuarto mes ya no aguantan mas. Entonces, se ponen de acuerdo y deciden enterrarla.


Publicado por Josebok @ 15:36  | Chistes
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios