Lunes, 21 de noviembre de 2011
Una mujer entra a una tienda de alfombras persas; después de un rato ve una que le gusta mucho
 y se acerca para mirarla mas de cerca.
Se agacha para tocarla y por la postura se le escapó un “peo”, que retumbó hasta en la calle.
Un poco preocupada mira alrededor esperando que nadie se haya dado cuenta, pero para su sorpresa, 
justo a su lado encuentra a un vendedor de la tienda.
El le dice:
Buenos días señora, ¿en qué podemos ayudarla?
Ella muy avergonzada solo atina a decir:
Señor, ¿cuánto cuesta esta alfombra?
Mire Señora, si con solo tocarla usted se le escapó un “peo”, cuando le diga el precio se caga encima...

Publicado por Josebok @ 15:48  | Chistes
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios