S?bado, 07 de enero de 2012

Un padre va a unos grandes almacenes con su hijo y le dice a un dependiente :

Buenas, queria ver si ustedes tienen un abrigo para el chico con una capucha

lo suficientemente grande como para cubrirle su cabezota.

(Y mientras dice esto le pega un capon en todo el coco al chaval)

El dependiente no dice nada y les atiende; cuando han decidido, va el padre y le dice :

Oiga, ¿y usted no tendra unas orejeras de la talla de este cabezon?

Y a la vez que dice "cabezon" le pega una colleja al pobre chaval.

El vendedor se queda mirando por un momento al padre, pero no dice nada

y empieza a sacar orejeras.

Cuando han elegido las orejeras, el padre vuelve a preguntar:

Y tambien queremos unos auriculares que no se rompan al extenderlos

de oreja a oreja sobre esta inmensa cocorota.

Y de nuevo le pega otra hostia al pobre chaval, que ya esta mareado.

Entonces el dependiente le dice :

Oiga, la verdad es que la cabeza de su hijo es un poco desproporcionada,

¿pero por que le pega, si al fin y al cabo eso no le prejudica a usted para nada ?

¿Que no me perjudica? ¿QUE NO ME PERJUDICA, DICE?

Mire, yo me case con la Maria porque era la chica que tenia

el coño mas prieto de todo el pueblo,

(y mientras le pega tal soberano cate al crio que lo tira al suelo)

y entonces nacio este cabezon...


Publicado por Josebok @ 14:38  | Chistes
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios