Lunes, 09 de abril de 2012

Un chico va de compras y le pregunta al frutero:

¿Tiene naranjas?

Sí.

Bueno, deme un kilo de manzanas.

Al otro día vuelve...

¿Tiene sandías?

Sí.

Bueno, deme un kilo de peras.

Fueron pasando los días y el frutero se encuentra con el padre del

chico y le cuenta que su hijo todos los días le pregunta si hay una cosa y se lleva otra.

El padre lo interrumpe y le dice:

Bueno, no se preocupe que ahora llego a mi casa, me saco el

cinturón y lo muelo a escobazos.


Publicado por Josebok @ 16:34  | Chistes
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios