Viernes, 29 de junio de 2012

Un vagabundo que siempre se ponía fuera de una iglesia a pedir limosna con una gorra,

hasta que un día llegó con dos gorras, se le acercó un señor y le preguntó:

Oiga usted, ¿Por qué trae consigo dos gorras?

Y éste contestó:

Bueno, es que me ha ido tan bien, que decidí abrir una sucursal.


Publicado por Josebok @ 16:40  | Chistes
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios