Martes, 03 de julio de 2012

Un pasota se pega una hostia enorme en la carretera y da varias vueltas de campana,

el coche se queda boca abajo y llega gente a ayudarle a salir.

Oiga, ¿de verdad no se ha hecho daño?

¿Qué pasa, tio? ¡yo vacio asi los ceniceros del coche!


Publicado por Josebok @ 16:31  | Chistes
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios