Martes, 24 de julio de 2012

Buenas tardes, señoras, dijo Sherlock Holmes a tres mujeres que comían

plátanos en un banco del parque.
¿Las conoce? preguntó el Dr Watson.
No, contestó Holmes, no he conocido nunca a la monja, la prostituta o la
recién casada que acabamos de dejar atrás.
Cielo santo, Holmes. ¿Cómo sabe todo eso?
Elemental, querido Watson. La monja se comía el plátano sosteniendolo con una
mano y utilizando los dedos de la otra para romper la fruta limpiamente en
pequeños trozos.
La prostituta, continuó, lo agarraba con las dos manos y se lo metía 
entero en la boca
Asombroso, exclamó Watson. Pero, ¿cómo sabe que la tercera es una recién
casada?
Porque lo mantenía con una mano y empujaba su cabeza hacia el con la otra. 

Publicado por Josebok @ 16:45  | Chistes
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios