S?bado, 29 de septiembre de 2012

Una señora tenía puesta una minifalda ajustada.

Al querer subir al autobús y no poder, decide bajarse el cierre un poquito y volverlo a intentar.

Al tercer intento tampoco lo consigue y un señor que estaba detrás la sube delicadamente

empujándola por las nalgas.

La señora muy indignada le pregunta:

¿Quién le dio permiso para tocarme?.

Y el tipo le responde:

Después de haberme bajado tres veces la bragueta pensé que éramos buenos amigos.


Publicado por Josebok @ 18:39  | Chistes
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios