Martes, 19 de marzo de 2013

Un anciano de noventa y ocho años fue procesado por violar a una muchacha de dieciocho.

El juez quería condenarle a muerte, pero el jurado, todo de hombres,

le dio una medalla e hizo una colecta para mandarle de vacaciones a Tahití.


Publicado por Josebok @ 15:58  | Chistes
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios