Domingo, 29 de diciembre de 2013

Una joven entra en un consecionario de coches de gama alta:

Ve uno que le parece perfecto y se acerca a inspeccionarlo.

Al agacharse para tocar el interior, sin querer se le escapa un "peo" que suena hasta en la Luna.

Preocupada se gira nerviosa a ver si alguien se había dado cuenta

y ve que a su lado, estaba parado un vendedor.

Buenos días, señorita ¿En qué le puedo ayudar?

Muy incomoda, porque era seguro que el vendedor había oido el "peo"... le pregunta disimulando:

Digame....¿Cuanto cuesta este precioso coche?

El vendedor, con una media sonrisa, le responde:

Señorita, si cuando tocó el coche se tiró un "peo"

Cuando sepa el precio, "se va a cagar".


Publicado por Josebok @ 16:04  | Chistes
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios