S?bado, 16 de agosto de 2014

Antes de desear ardientemente una cosa, debemos cerciorarnos

cuidadosamente de la felicidad que proporciona al que la posee.

Un blog proverbial


Publicado por Josebok @ 18:19  | Varios
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios