Lunes, 18 de agosto de 2014

Va un Cura y un amigo por la calle pasa una tía buenisima, y el cura se le queda mirando.

El amigo le pregunta que siente cuando ve una mujer tan bella y el cura le contesta:

Si la sotana hubiera sido de bronce los campanazos se hubiesen escuchado hasta en el Vaticano.


Publicado por Josebok @ 17:22  | Chistes
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios