Martes, 06 de enero de 2015

Los  Reyes Magos de Oriente  (o simplemente  Reyes Magos)

es el nombre por el que la tradición denomina a los visitantes que,

tras el nacimiento de  Jesús acudieron desde países extranjeros para rendirle homenaje

y entregarle regalos de gran riqueza simbólica, representados por el oro, el incienso y la mirra

Los Evangelios  solo hablan de «magos», en ninguna parte se indican sus nombres,

ni que fuesen reyes, ni que fueran tres (número que posiblemente se deba a la cantidad de obsequios ofrecidos).

Estas creencias fueron agregadas varios siglos después y se han mantenido en la tradición popular.

Según la creencia  católica, estos magos o sabios eran representantes de otras religiones  de pueblos vecinos,

En algunos países (normalmente hispanohablantes)

existe la tradición de representar a los reyes trayendo los  regalos  que los niños les han pedido en sus cartas

durante la noche anterior a la  Epifanía que se celebra el 6 de enero

Según interpretaciones posteriores, fueron considerados originarios de

Europa,   Asia y de  África   respectivamente. Sin embargo,

el último libro escrito por el papa  Benedicto XVI,

destaca que los Reyes Magos probablemente no venían de Oriente,

como se ha creído tradicionalmente, sino de  Tartessos, una zona que los historiadores ubican en Andalucia (España)

El secretario general de la  Conferencia Episcopal monseñor  Martínez Camino

recuerda que en ningún momento el Santo Padre dice que «los  Reyes Magos 

fueran andaluces, lo que explica el  Papa  es que los magos no eran otra cosa que buscadores de la verdad.

Representaban a todos los hombres buscadores de  Dios  de todos los tiempos y de todos los lugares

y eso incluía a todo el mundo hasta entonces conocido

y cuyo límite occidental era  Tartessos, en la península ibérica», explica.

Al mencionar a  Tartessos,  Benedicto XVI  se refiere a este límite geográfico

que tenía el mundo en el siglo I a. C, «los Magos son de Oriente pero que en esa inquietud

por buscar a Dios están representados los hombres buscadores de Dios de todos los lugares y de todos los tiempos


Publicado por Josebok @ 19:53  | Varios
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios