Viernes, 13 de febrero de 2015

Un hombre y su mujer se fueron de vacaciones a Jerusalem.

Mientras disfrutaban de un paseo, la esposa falleció.

El de la funeraria le dijo:

Tiene la posibilidad de mandarla de regreso a su país por 5000 €

o enterrarla aquí, en tierra santa por 100 €.

El viudo lo pensó y le dijo que la llevaría de vuelta a casa.

El de la funeraria le preguntó:

¿Por qué gastar tanto cuando sería maravilloso enterrarla aquí en tierra santa?

A lo que el viudo respondió:

Hace muchos años, un hombre murió aquí,

fue sepultado y a los tres días resucitó de entre los muertos.

Sinceramente, no quiero arriesgarme.


Publicado por Josebok @ 17:03  | Chistes
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios