Martes, 24 de febrero de 2015

Un señor llega al confesionario y le dice al sacerdote:

Padre, me estoy tirando a la esposa de mi mejor amigo. 

Pues, deje de hacerlo y rece 5 rosarios y una salve. 

Pero Padre yo no sé rezar… es más, ni siquiera soy católico. 

¿Entonces para que viene a la Iglesia? 

Coño Padre, la verdad es que estoy tan contento que se lo tenía que contar a alguien.


Publicado por Josebok @ 18:52  | Chistes
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios