Viernes, 06 de marzo de 2015

Como los novios de Hornachuelos, que el lloraba por no llevarla,

y ella por no ir con el.

Un blog proverbial.


Comentarios