Lunes, 09 de marzo de 2015

Oye María, ¿quien fue el culpable de que al final te divorciaras? 

Pues quien iba a ser, mi marido, no va el muy tonto

y sale antes de trabajar para darme una sorpresa.


Comentarios