Lunes, 16 de marzo de 2015

Una viejecita pasa por una fila de prostitutas que va ha hacerse un chequeo medico.

Y le pregunta a la ultima: ¿que regalan aqui?

La prostituta para cachondearse de ella le dice: aqui regalan avellanas.

La vieja se espera y cuando le llega el turno, la recepcionista dice:

¿Usted tambien, abuela?

Si, comermelas me cuesta trabajo, pero todavia puedo chuparlas.


Publicado por Josebok @ 17:09  | Chistes
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios