Jueves, 24 de noviembre de 2016

Están dos viejos en la cama echando un caliqueño.

Dice el viejo:

Sesenta setenta.

La vieja contesta:

Noventa cien.

Otra vez el viejo:

Sesenta setenta.

Y la vieja:

Noventa cien.

El viejo entonces se incorpora,

se pone una dentadura postiza que había en la mesilla y dice:

¿Si sientes que te entra?

La vieja le quita la dentadura al viejo, se la pone en la boca, 

y contesta:

No me entra bien.


Publicado por Josebok @ 19:44  | Chistes
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios