Lunes, 15 de enero de 2018

Un hombre le pide ayuda a su vecino para que le ayudara

a mover un sofá que se había atascado en la puerta.

Uno se fue a un extremo y el otro al contrario.

Forcejearon un buen rato hasta que quedaron exhaustos,

pero el sofá no se movió.

Olvídalo, jamás podremos meter esto, dijo el hombre. 

El vecino lo mira con extrañeza y le pregunta:

¡Ah! ¿pero era meterlo?


Publicado por Josebok @ 18:14  | Chistes
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios